En el interior de Pasquini nos encontramos un entramado de muelles ensacados, encajados manualmente para que actúen de forma independiente, ofreciendo la máxima alineación de la espalda y garantizando así la completa comodidad.